Luego de la polémica por la instalación de camas anti-sexo en la villa olímpica de los JJOO de Tokio, un atleta decidió probar su resistencia y el video se volvió viral en redes.

Rhys Mcclenaghan, gimnasta norirlandés de 21 años, decidió saltar sobre la estructura para comprobar si verdaderamente evitarían que los atletas mantuvieran relaciones sexuales durante la competencia, y decidió publicar las imágenes en su cuenta de Twitter.

Tweet de Rhys Mcclenaghan

“En el episodio de hoy llamado ‘Fake News en los Juegos’, las camas conocidas como ‘anti sexo’ están hechas de cartón, sí, pero...”, comenzó su posteo Mcclenaghan.

Acto seguido, comenzó a saltar en la cama para comprobar la robustes de las mismas.

Según trascendió, el objetivo de la organización al colocar estas estructuras es evitar posibles contagios de covid-19 producidos por encuentros sexuales entre los participantes, por lo que tampoco repartirán preservativos en la villa olímpica, siendo estos los primeros juegos desde 1988 en el que no se realiza esta medida.

 “Esto es una gran noticia”, aseguró el atleta una vez finalizada su performance.

Según Takashi Kitajima, director general de la Villa Olímpica, las camas "pueden aguantar hasta 200 kilos” dado que están hechas de un cartón muy resistente.

“El comité organizador pensó en objetos reciclables, y la cama fue una de las ideas”, justificó.