Un adolescente debió ser internado en España por su adicción al Fornite, popular videojuego que desde hace tiempo es furor en los jóvenes de todo el mundo.

El menor, residente de la localidad española de Castellón, presentó "una grave adicción comportamental a Fortnite", según un informe elaborado por el Hospital Provincial de Castellón, la Universitat Jaume I y el Hospital General Universitario.

Según el informe, los síntomas presentados por el joven incluían aislamiento en domicilio, rechazo a interacciones sociales con negación a acudir a servicios sanitarios, inflexibilidad personal persistente, escaso interés por su entorno y muy selectivo en sus gustos y con actividades restrictivas, entre otras.

Las alteraciones en el desempeño de las actividades básicas de la vida diaria, en la toma del tratamiento prescrito en el hospital de día y en el ritmo de sueño fueron otras de las sintomatologías descubiertas por el equipo, siendo el damnificado un chico con un muy alto rendimiento académico previo.

Según se supo, la familia detectó una ruptura en las horas de descanso, desvinculación del ritmo del curso y mayor ausentismo escolar, y por eso decidieron contactarse con profesionales médicos.