Las autoridades estadounidenses emitieron en las últimas horas una órden de detención para una ex agente penitenciaria, luego de que en su último día de trabajo ayudara a escapar a un preso "extremadamente peligroso".

Ocurrió en Alabama, y según se supo, tanto la mujer como el detenido mantenían una "relación especial" que motivó a la acusada a avanzar con su accionar.

"Los investigadores han recibido información de reclusos (...) según la cual había una relación especial entre (la agente penitenciaria Vicky) White y el preso Casey White", que no son parientes pese a tener el mismo apellido, afirmó la oficina del sheriff del condado de Lauderdale, donde se encuentra la cárcel.

Tweet de #WVTM13

En base a las primeras informaciones, Vicky White aseguró a sus pares que acompañaba a Casey White a la corte para una supuesta evaluación psicológica, algo que chocaba con la regla que indica que los presos en desplazamiento siempre deben estar supervisados por dos oficiales.

White, de 38 años, está condenado a 75 años de cárcel por una larga serie de delitos, entre los que se destaca la acusación por asesinato a una mujer de 58 años en 2015.

"No intenten acercarse a ninguno de estos individuos, los consideramos peligrosos", advirtió el lunes la United States Marshals Service (USMS) al respecto, luego de ofrecer una recompensa de hasta 10.000 dólares por cualquier información relacionada.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!