Santino Coronel tiene 12 años y a los 4 le diagnosticaron autismo. Concurre a la escuela Francisco Beiro N° 24 del barrio porteño de Paternal, Ciudad de Buenos Aires, y en las últimas horas su historia se hizo muy conocida y se volvió viral en las redes sociales. 

La emocionante historia tiene que ver con que sus compañeros de curso decidieron entre todos elegir a Santiago para que sea el portador de la bandera argentina en un acto escolar.

La sorpresa hizo que se tenga que trabajar rápido para que Santino pudiera ingresar con la bandera sin sentirse mal ni aturdido por los aplausos o por los sonidos fuertes que le pueden generar malestar en los oídos. "Él tiene una hipersensibilidad auditiva, así que como psicólogo y padre de un niño con autismo, decidí involucrarme y ayudar en la organización, por lo que mandé una propuesta para que todo saliera bien", aseguró su padre. 

Familia unida. Santino junto a sus seres queridos, después de la ceremonia.
Familia unida. Santino junto a sus seres queridos, después de la ceremonia.

"La misma decía que en vez de aplaudir, se les pedía a los papás, a las mamás y las autoridades del colegio que levantaran las dos manos y las agitaran, como si tuvieran aplaudiendo, así se podía sentir reconocido", continuó. En tanto detalló que "luego la escuela tomó la decisión de hacer el himno con lengua de señas".

"Esto fue sumamente innovador y estaría buenísimo que se pueda replicar en todas las escuelas del país como algo inclusivo real", remarcó y describió la alegría de su hijo al llevar la bandera: "Dijo que se sintió un granadero, a pesar de que siempre tuvo miedo de ser observado. Lo hizo con un orgullo, con honor y unas ganas muy grandes que nos emocionaron muchísimo a todos los presentes", finalizó su padre en diálogo con Crónica.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!