ISRAEL (ADNSUR) - Un hecho insólito se vivió en las últimas horas en Tel-Aviv, Israel, luego de que un hombre subiera un caballo a un ascensor de un edificio residencial.

La secuencia quedó filmada por las cámaras de seguridad del edificio donde ocurrió, que ayudaron a las autoridades a detener al protagonista de la historia luego de que un vecino del lugar realizara la denuncia ante la policía.

Al ser detenido, el hombre y un cómplice que también aparece en las filmaciones aseguró que lo hizo porque "en ninguna parte estaba escrito que se prohibiera traer un caballo", y sostuvo que "había ido a visitar a un amigo".

Horse in an elevator in Tel Aviv - סוס במעלית בתל אביב - Security Camera Footage

Además de su insólita justificación el ahora detenido argumentó que no podía dejarlo en la calle, porque consideró que "es un caballo caro y lo habrían robado", de haberlo dejado solo.

Lo más insólito del caso es que el protagonista de la historia aún se encuentra detenido pese a que su amigo fue liberado a las pocas horas, pero no por subir un caballo a un ascensor, sino por violar un arresto domiciliario que se le había impuesto tras otro delito.