Una mujer británica despertó la polémica en las últimas horas, luego de que se conociera que pese a que su perra la mordió 25 veces y que le advirtieron que es un peligro para sus hijos, ella afirma que la raza "es segura".

Según se supo el ataque contra su persona, que la dejó hospitalizada, se dio luego de que intentara evitar que su mascota mordiera a otra, y fue por esa causa que Chase, un American Bully de 6 meses, fue sacrificado.

Sin embargo Stephanie, su dueña, tiene otras dos mascotas de la misma raza a quienes defiende de las críticas al afirmar que "atacar a todos los Bullies con el mismo pincel está mal", y que su comportamiento depende de factores individuales.

En base a sus dichos, días después del primer episodio su otro Bully, cachorro, tuvo un ataque de convulsiones y tras llevarlo al veterinario el especialista le hizo una propuesta que al espantó.

“Grabé en video esta cosa parecida a una convulsión que estaba teniendo, se la envié al criador y me preguntó si quería cambiar el cachorro por otro cachorro”. explicó

“Obviamente, le dije que no”, concluyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!