Una mujer atravesó un insólito episodio: tuvo que ser internada de urgencia luego de que su mascota le defecara en la boca mientras dormía. 

Debido a la situación, la dueña de la mascota contrajo un virus gastrointestinal con graves síntomas, y tuvo que ser internada de urgencia. La mujer comentó que se encontraba durmiendo la siesta junto a su mascota, cuando el perro chihuahua sufrió diarrea. 

“Fue repugnante”, recordó la británica Amanda Gommo. 

“Estaba durmiendo la siesta a la tarde con Belle, como siempre lo hago, cuando de repente sentí que algo salía a chorros en mi boca”, dijo Gommo a New York Post. Después de eso, la británica estuvo vomitando durante horas. 

“Fue repugnante. No podía quitarme el sabor de la boca”, explicó. El veterinario diagnosticó que el perro tenía un virus estomacal. Con el paso de las horas, la mujer comenzó a tener síntomas por lo que los médicos le recetaron analgésicos para los calambres estomacales y le recomendaron beber mucha agua.

Pero los síntomas en la paciente no mejoraron y al cabo de 48 horas tuvo que ser internada de urgencia en un hospital, donde los médicos le diagnosticaron una infección gastrointestinal que se contagió a través de las heces del perro. 

“Estaba tan deshidratada por estar enferma y tener diarrea que mis riñones se habían reducido a la mitad de su tamaño”, explicó. Gommo. 

Finalmente la mujer fue dada de alta: “He perdonado a Belle por su pequeño accidente y aún la amo con todo mi corazón. Pero definitivamente seré más consciente de en qué posición dormiremos en el futuro”, aseguró.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!