Un estudio elaborado por la firma de prendas deportivas Asics reveló en los últimos días que una semana de inactividad física equivalen al mismo periodo de tiempo de sueño interrumpido.

Llamada "Uplifting Minds Study", la investigación determinó además que la ansiedad aumentó en un 23% en las personas habituadas a hacer deporte que dejaron de hacerlo durante siete días.

Con solo 15:09 minutos de actividad por día, sin embargo, fue suficiente para mejorar el estado mental.

Al dejar de moverse la confianza de los deportistas a cayó 20%; la positividad bajó 16%, los niveles de energía se desplomaron 23% y su capacidad para enfrentar el estrés se redujo 22%.

Todos estos datos, relevados con el correr de una semana, revelaron que la puntuación general de su estado mental se redujo 18% promedio.

La escala está compuesta por 10 métricas emocionales y cognitivas, que incluyen: compostura, resiliencia, positividad, satisfacción, relajación, confianza, estado de alerta, calma, enfoque y energía.

En base al estudio llevado adelante por el investigador Brendon Stubbs, los participantes también fueron monitoreados cuando regresaron a su régimen de ejercicio regular y todos experimentaron mejoras inmediatas en su estado mental.

"Sabemos que el ejercicio es bueno para nuestra salud mental, pero el impacto del descanso y el reinicio del ejercicio no era tan claro; ahora, gracias a la nueva tecnología y la contribución de miles de personas, hemos podido determinar cuánto ejercicio se necesita para generar un impacto mental positivo", afirmó el especialista.

Este estudio ayuda a "cuantificar la cantidad de ejercicio para mejorar la salud mental y hacerla más tangible" y muestra que "el bienestar de las personas se recupera muy rápidamente después de un período de descanso cuando las personas reanudan el ejercicio regular nuevamente".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!