Un nuevo estudio científico causó preocupación en la sociedad, luego de determinar que el pene humano reduce su tamaño a causa de la contaminación ambiental.

El informe fue publicado por la doctora Shanna Swan en su libro Cuenta regresiva: el futuro de la humanidad, donde la profesora de medicina ambiental y salud pública en la Facultad de Medicina de Mount Sinai, en Nueva York, investigó la relación entre las sustancias químicas industriales y la longitud del pene.

"En algunas partes del mundo, la media de los jóvenes que hoy rondan los veinte años son menos fértiles de lo que era su abuela a los 35 años", señala Swan tras detallar que la contaminación está provocando un aumento de los índices de disfunción eréctil, un descenso de la fertilidad y un número creciente de bebés que nacen con penes pequeños.

"Las sustancias químicas de nuestro entorno y las prácticas de estilo de vida poco saludables de nuestro mundo moderno están alterando el equilibrio hormonal, causando diversos grados de estragos reproductivos", agrega.

En ese sentido destaca que "los bebés llegan al mundo ya contaminados por las sustancias que absorben en el útero", y que el recuento de espermatozoides entre los hombres de los países occidentales había descendido un 59% entre 1973 y 2011 a causa de estas sustancias.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!