Un hombre y su madre se enamoraron luego de reencontrarse tras 30 años sin verse, y su historia causó sorpresa en las redes.

Se trata de Kim West y Ben Ford, madre e hijo calificados por los medios estadounidenses como "los amantes imposibles" luego de afirmar que mantienen "un sexo alucinante".

Según cuentan los rpotagonsitas de la historia, Kim tenía 19 años, vivía y estudiaba en California cuando quedó embarazada de Ben, a quien dio en adopción antes de mudarse a Londres.

29 años más tarde, en 2013, su hijo que ya estaba casado le envió una carta proponiéndole conocerse, y tan solo un año después concretaron un encuentro en el que sintieron una fuerte atracción. Poco después, Ford se separó de su esposa.

"Cada vez que tenía relaciones sexuales con mi esposa, me imaginaba que era mi madre, sino no hubiese podido excitarme", confesó en declaraciones que causaron sorpresa en la comunidad.

"Esto no es incesto, es Atracción Sexual Genética. Somos como dos gotas de agua y estamos destinados a estar juntos", consideró por su parte la mujer respecto a su relación.

Cabe destacar que la Atracción Sexual Genética, un fenómeno del que poco se sabe hasta el momento, implica según los medios locales la atracción sexual entre dos personas genéticamente cercanas cuando se reencuentran tras muchos años.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!