Un insólito hecho se produjo en las últimas horas en Turquía luego de que un hombre se emborrachara, se perdiera en el bosque y apareciera repentinamente para unirse a la policía en la búsqueda de si mismo.

Todo sucedió luego de que el protagonista de la historia desapareciera misteriosamente mientras bebía con sus amigos, quienes dieron aviso a las fuerzas de seguridad para que lo buscaran.

Fue así que efectivos con asiento en Inegöl, ciudad del país eurasiático, comenzaron una desesperada búsqueda durante la noche en medio de un camino cercano a un bosque, la cual finalizó de manera inesperada.

De un momento a otro el hombre apareció ante ellos, y les dijo "estoy aquí".

Al constatar su buen estado de salud, la policía lo acompañó a su casa y se aseguró de que ingresara sin causar mayores problemas.