CAPITAL FEDERAL - Un grupo de personas invadió uno de los vagones del Tren Sarmiento al ritmo de cumbia. Los pasajeros mostraron su asombro ya que todos llevaban vestidos de noche. De repente, entraron en escena la novia, de blanco, y su esposo.

“Toda la noche meta joda, meta cumbia. Toda mi vida la quiero de vacaciones. Y en mi velorio no quiero que nadie llore”, se oía en el vagón con el sonido a todo volumen, que salía de un parlante móvil que uno de los invitados al casamiento arrastraba.

Hicieron la fiesta de casamiento en el tren

La fiesta comenzó a tomar fuerza y los pasajeros sacaron sus celulares para retratar la extraña situación.  No faltó el clásico trencito, para el cual invitaron a los pasajeros a que se sumen, y cuando llegaron a Liniers, los invitados y los recién casados siguieron bailando en el andén.

Según relataron los novios en contacto con Telefé Noticias, ya habían dado el sí en la iglesia y se dirigían al salón para seguir con la fiesta. Sin embargo, optaron por ir en tren.

“Yo quería mostrar mi vestido”, contó Sandra, quien terminó celebrando y bailando una canción de “Los Palmeras” con los vendedores ambulantes.  Mientras tanto, elu esposo, Diego Dominguez, reveló que tenían “la fantasía de festejar en el Sarmiento”.

Desde Trenes Argentinos aseguraron que la pareja no pidió "ningún permiso" sino que "se tomaron el tren y lo hicieron de manera improvisada".