FINLANDIA (ADNSUR) - Un nadador francés de 36 años superó este fin de semana el récord mundial de apnea bajo hielo, alcanzando una distancia de nado de 120 metros de un suspiro en el lago Sonnanen de Finlandia.

La hazaña fue realizada por Arthur Guerin-Boeri con un traje de neoprene y sin aletas, y bajo una temperatura del aire de 6 grados, y de 2°C bajo el agua.

Guérin-Boëri, cinco veces campeón mundial de apnea dinámica, tuvo una preparación previa de dos horas, en una disciplina donde los récords del mundo son ahora competencia de la Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas (CMAS).

Para su preparación, el nadador se sitúa en un sauna para almacenar calor corporal se viste con un abrigo grueso y recorre un centenar de metros a pie para llegar al hoyo de salida, donde durante 45 minutos realiza ejercicios de calentamiento.

"Hay miedo, angustia. Es algo que llevo mal pero es un riesgo que tomo conscientemente y para el que me he preparado. Consigo que mi nivel de estrés baje. Y me dejo llevar por algo que es más grande que yo. Es algo bastante místico, pero es necesario cuando buscas este tipo de resultados", aseguró tras el récord.

Y sumó: "Bajo el hielo te sientes relativamente bien. Hay una luz difusa, muy lunar, es sorprendente. Es bonito".

"Me he sentido realmente bien, ha ido bien, mejor de lo que me esperaba, con ganas de respirar muy tarde, ya a cuarenta metros. No tuve frío y disfruté durante este buceo", cerró.