La pandemia y  el empleo han sido grandes enemigos en este contexto global. La crisis sanitaria golpeó fuertemente el mercado laboral, y amenazó a millones de empleos, artífice de una situación de desolación para muchas familias, sobre todo en hogares con trabajadores informales y en el sector de los servicios. 

Muchos están intentando buscar otro tipo de trabajos para ir saliendo adelante dada la crisis existente, pero el mercado laboral cuenta con situaciones que solo se podrían calificar como "miserables"’, con presuntos empleadores aprovechándose de la necesidad de quien busca trabajo para hacer propuestas humillantes. 

Tweet de cris

Con esto se encontró una usuaria española de Twitter, Cris (@_insumisa), que quiso denunciar la indignante experiencia que vivió tras publicar un anuncio en el que ofrecía en España sus servicios como empleada doméstica: en menos de una hora tuvo tres propuestas para prostituirse. 

Captura de una de las "propuestas"
Captura de una de las "propuestas"

En el primer caso, el que se viralizó, el individuo que se pone en contacto con ella le dice lo siguiente: “Hola, buenas noches. Eh (sic) visto tu anuncio y tengo curiosidad de saber qué buscas exactamente. Haber (sic) si es lo mismo que yo busco”. 

″¿El de limpiadora?”, indica ella. 

“Ah, vale, sólo buscas trabajo serio”, contesta él para sorpresa de la mujer. 

“Claro, ¿por?”, pregunta ella. “Por si aceptabas otro tipo de propuestas”, responde él, “pero veo que me eh (sic) equivocado y te pido disculpas por la molestia. Yo buscaba otra cosa a esta hora. Que tengas buena noche y perdón por molestar”. 

″¿Otro tipo de propuestas?”, pregunta ella. “No entiendo disculpa, acepto también niñera y cuidar ancianos, etc.”, agrega. 

“Algo privado a esta hora”, aclara él. 

″¿Prostitución?”, pregunta ella. “Dicho así, suena mal. Pero no sé, si tú quieres”, insiste el hombre. 

“Si yo “quisiera” habría puesto un anuncio de ese tipo y no buscando trabajo”, responde tajante ella. 

“Perdón, no quería ofenderte”. 

Quería trabajar como empleada doméstica y recibió varias propuestas para prostituirse

Algunas de las "propuestas" de claro contenido sexual llegan a un punto en el que la usuaria confiesa hasta sentir miedo. Como el caso de un tal Luis, que busca contratarla para que le haga "masajes". 

Luego de contactarla por Twitter y tras explicar ella que vive “en un pueblo” pero que “no hay problema” porque tiene transporte público, pregunta cuánto cobraría. 

“Serían 250 al mes”, dice Luis. A ella le parece “bien” y entonces recibe el siguiente mensaje: “Ok, envíame una foto para conocerte un poco. Te doy la dirección para esta tarde”. 

Ella contesta que necesitará una hora y media de antelación para llegar y él le indica que querría que estuviera en su casa “a las 6 de la tarde” y que “sería para pasarlo bien”. 

″¿Pasarlo bien?”, pregunta ella. 

“Me entiendes, relaciones íntimas”, contesta el tal Luis. 

″¿Me respondés a un anuncio de limpieza pidiendo que me prostituya?”, dice ella. 

Entonces él da estas explicaciones: “No lo tomes a mal, lo que pasa que sólo paso trabajando y no me queda tiempo para conocer a alguien. Si puedes no pasa nada”. 

“Pues mira”, contesta ella, “las mujeres no se alquilan por horas para satisfacer deseos sexuales. Y me parece de muy mal gusto que me hagas creer que es un trabajo de limpieza y luego sea que buscas prostitución”. 

Él insiste pidiendo a la mujer que no se lo tome a mal y que era “sin ningún mal pensamiento”. “No soy prostituta, y menos por lo que cobro de limpieza”, responde ella. 

Quería trabajar como empleada doméstica y recibió varias propuestas para prostituirse

CAPTURA 4 

Las imágenes y los mensajes generaron multitud de reacciones entre los usuarios, que se lamentan de que este tipo de situaciones sean más comunes de lo que parece, sobre todo para las mujeres que intentan buscar trabajo. 

Lamentablemente, esta es una realidad a la que muchas mujeres se enfrentan todos los días, y más en estos tiempos que corren.  

Fuente: La Vanguardia