Un ciudadano británico que se cree, posee los riñones más pesados del mundo, se encuentra preparándose desde hace días para la operación que buscará extriparle los órganos del sistema urinario para evitar que su vida corra peligro.

Warren Higgs, de 54 años y ciudadano de Windsor, sufre a diario las consecuencias de tener unos riñones cada vez más grandes, los cuales debido a una extraña enfermedad acrecientan su tamaño día a día.

En base a lo informado por la cadena BBC, sus problemas comenzaron a los 35 años, cuando sufrió un paro cardiaco que dejó paralizado el lado derecho de su cuerpo. A esa dificultad se le sumó una afección poliquística, la cual desde hace cinco años comenzó a generar el crecimiento imparable de los mencionados órganos.

De acuerdo con la última evaluación realizada en su cuerpo vía escaner, su riñón izquierdo mide 42 por 27 centímetros, mientras que el derecho es de 49 por 28 centímetros.

"Están aplastando mis pulmones, mi estómago y ahora también aplastan mi corazón", afirmó Higgs en diálogo con la cadena británica.

Y agregó: "Es horrible porque no puedo respirar, no me puedo mover, no puedo hacer nada".

La operación para extirparlos, trascendió, tendrá lugar en el mes de julio, y Higgs dependerá de por vida de una máquina de diálisis.