Un hombre que había perdido sus dos brazos en 1998 tras sufrir una electrocución vive hoy uno de los momentos más felices de su vida, luego de haber recibido un trasplante que le permitió volver a abrazar a su familia tras más de dos décadas.

Se trata de Felix Gretarsson, oriundo de Islandia, quien había recibido una fuerte descarga eléctrica mientras trabajaba, la cual había repercutido en la necesidad de amputarle sus extremidades superiores para poder salvar su vida.

Sin embargo hace 16 meses todo cambió, luego de recibir al primer trasplante doble de brazo y hombro del mundo.

Sorprendido con el progreso, Felix cuenta que ya que puede ducharse, cepillarse los dientes y jugar con su perro tirándole pelotas.

Apenas seis meses después de su operación, ya era capaz de mover los codos mientras estaba en el agua, y a los nueve meses podía mover los dedos, lo que no se esperaba hasta dos años después de la cirugía.

Sin embargo, lo que más lo emociona es la posibilidad de volver a abrazar a sus hijos y nietos, algo que calificó como "un verdadero cuento de hadas".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!