Una historia sorprendente se vivió en las últimas horas en Australia, luego de que una mujer que perdió su anillo de boda durante un viaje al mar lo recuperara meses después a través de Facebook.

Suzie Quintal y Nathan Reeves, un matrimonio de Costa Dorada, habían pasado sus vacaciones en la isla Norfolk, ubicada a 1,600 km al noreste de Sidney. En uno de sus tantos días en la playa, el disfrute de Nathan se convirtió en angustia, luego de descubrir que había perdido su anillo valuado en 10 mil dólares en la playa, justo a un día de que se cumpliera el segundo aniversario entre ambos.

Tras varios intentos de búsqueda fallida los lugareños se sumaron al rastreo con detectores de metales, pero nada funcionó.

O al menos eso creían, porque cinco meses después una bucera de la zona se contactó con la pareja vía Facebook para notificarles sobre el hallazgo del anillo.

Lo curioso del caso es que el artículo se encontraba enrollado alrededor del cuello de un pez, lo que llamó la atención de la mujer.

“El pez parece verse bien, pero en la medida que crezca, el anillo lo cortará", dijo.

Y cerró: "El anillo sólo se puede quitar atrapando el pez con una red y sacándolo suavemente".