Rachel Waters, una joven estadounidense, vivía junto a su novio inglés en Shenzen, China. Luego de superar el tiempo de aislamiento obligatorio por pandemia, él viajó a Inglaterra para visitar a su familia y desde ahí perdieron el contacto.

Hace unos meses, la joven de 26 años comenzó una desesperada campaña internacional para encontrar a su pareja, Paul Mc Gree, tras un mes y medio sin poder comunicarse. En esa búsqueda, se enteró que su novio “desaparecido” estaba casado y con tres hijos.

Luego de una extensa búsqueda internacional, la chica descubrió que su novio tenía una familia paralela. Foto: Facebook de Rachel Waters.
Luego de una extensa búsqueda internacional, la chica descubrió que su novio tenía una familia paralela. Foto: Facebook de Rachel Waters.

La nacida en Carolina del Sur publicó una foto junto a Paul, de 40 años, donde se leía: “Tengo una pregunta inusual. Mi novio, Paul Mcgee, y yo vivimos en Shenzhen, China. Se fue a casa (Norwich) a principios de abril de visita y se suponía que ya estaría de regreso en China. Sin embargo, no he tenido noticias suyas recientemente y me preocupa que algo haya pasado. Si alguien sabe de algo, por favor comuníquese conmigo”.

Según informaron los amigos de Paul, él se habría ido a trabajar a China hace dos años y, por la pandemia del covid-19, quedó varado en el país. Desde entonces, no había tenido contacto con su esposa.

Recientemente, regresó y volvieron a estar juntos. Se han separado y tienen hijos. Han pensado: ‘Vamos a darle otra oportunidad’ (a la relación)”, explicaron.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!