CHINA - Un conductor tiró su coche desde un puente pocos minutos después de haber aprobado el examen de conducción. El rodado cayó al río y tuvo que ser removido con una grúa. El hombre quedó momentáneamente atrapado dentro del auto ya que su puerta no abría, pero fue auxiliado y pudo salir del lado del acompañante, sólo con una lesión en el hombro.

Más tarde, el señor Zhang -así fue identificado el conductor- confesó que que estaba leyendo los mensajes en su celular, cuando al entrar a un estrecho puente vio delante a unos peatones y giró el volante de repente.

El conductor se dislocó el hombro en el accidente, pero reconoce que tuvo suerte de salir del coche. "Afortunadamente, el auto flotó por un tiempo. No podía abrir la puerta del lado del conductor, así que tuve que salir por la puerta del otro lado. De lo contrario, es posible que nunca hubiera salido", relató.

Según reseña RT, las personas que se encontraban en el lugar ayudaron al protagonista del accidente salir del agua, mientras que su coche fue retirado del río por una grúa.