Un nacimiento sorprendió al mundo en las últimas hora, luego de que se conociera que una mujer dio a luz, mediante un parto natural, a un bebé de 6,7 kilos.

El mismo tuvo lugar en Reino Unido, y según los medios locales la madre, de 31 años, necesitó la asistencia de dos parteras del Hospital John Radcliffe, en Oxford.

Las enfermeras se dieron cuenta del gran tamaño del bebé cuando se disponían a iniciar el parto, y adjudicaron el peso del niño a "los líquidos azucarados" que su mamá consumía durante la gestación..

"Todo el mundo se reía cuando salía la cabeza. Mi esposo Tyson decía: ‘Oh, Dios mío, es muy grande’", aseguró Cherral Mitchell al respecto.

Y sumó: "Había dos enfermeras tirando, una intentaba empujarlo para sacarlo".

 "No lo imaginábamos. Las enfermeras dijeron que tenía que ser el bebé más grande, y estuvieron buscando en sus teléfonos en Google", agregó en relación a la reacción de las parteras tras el nacimiento de Alpha.

Según las estadísticas, el niño es el tercer bebé más grande al momento de su nacimiento por detrás de Guy Carr -nació en 1992 con 7,03 kilos- y de George King, quien pesó 7 kilos en 2013.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!