BRASIL (ADNSUR) - Un insólito momento se vivió el pasado jueves en Brasil, luego de que momentos antes del inicio del partido entre Boavista y Goias, por la copa de aquel país, el árbitro central orinara en el campo de juego aprovechando la distracción de los futbolistas.

Si bien nadie en el campo de juego se percató de la situación, fueron las cámaras de TV quienes dejaron en evidencia al colegiado mientas simulaba acomodarse los pantalones.

El Gráfico on Twitter

 

El protagonista del curioso momento es Denis da Silva Ribeiro Serafim, quien se colocó en la mitad de la cancha de espaldas a las cámaras y mientras realizaba falsamente unos movimientos precompetitivos aprovechaba para orinar.

Al finalizar, sin inmutarse por lo hecho, saludó con el puño a uno de los arqueros que disputarían el juego, y dio el pitido inicial que iniciaría el encuentro en el que el local se impuso por 3 a 1.