ROSARIO (ADNSUR) - Una mujer le destrozó el auto a su pareja tras chocarlo reiteradamente con una camioneta luego de comprobar una supuesta infidelidad por parte del hombre. El hecho conmocionó la noche del domingo al barrio de Pichincha, en Rosario, y las imágenes de la agresión se viralizaron luego de que una joven que trabaja como delivery las captara con su celular y las subiera a las redes sociales.

Todo se desencadenó minutos después de las 22 en Jujuy entre Alvear y Santiago, pero al parecer había comenzado un rato antes, cuando una mujer decidió seguir a su pareja para comprobar un supuesto romance de su pareja con otra dama. 

El hombre se dirigió junto a la joven a bordo de un BMW negro con rumbo hacia Pichincha y su pareja lo siguió con una camioneta, según informó diario La Capital. 

De acuerdo a algunas versiones, el hombre estacionó el BMW y se dirigió junto a la joven hacia uno de los bares de la zona sin percatarse de que su pareja había observado el movimiento desde la camioneta.

Lo que sucedió después dejó atónitos a quienes transitaban por las calles del barrio. Despechada, la mujer frenó la camioneta a pocos metros del BMW, al que embistió con fuerza una y otra vez, ante los intentos desesperados de un hombre que le pedía que cesara en su actitud.

La 4 x 4 retrocedió y volvió a embestir al vehículo y todo quedó registrado por el celular de Erika, una joven que no salía de su asombro mientras filmaba y gritaba para que nadie se acercara a la mujer al volante en medio de su ataque de furia. 

"Yo estaba en una heladería de Jujuy y Alvear, escuché como una explosión, me acerqué y vi que la camioneta gris chocaba al auto como seis veces; después se fueron y dejaron el auto ahí tirado", relató la joven a Canal 3. "Ella estaba muy enojada", aseguró.

En el video que rápidamente se viralizó por las redes sociales se pudo observar cómo la camioneta impactó al menos unas seis veces el auto, que terminó con el lateral izquierdo destrozado.

Los golpes abollaron las dos puertas de ese lado y arrancaron partes del paragolpes, el espejo lateral y los plásticos del guardabarros. Todos los elementos quedaron varias horas tirados allí ya que el BMW recién fue retirado una grúa durante la mañana del lunes, detalló el mismo diario. 

Otra testigo precisó que el dueño del vehículo siniestrado había ingresado pocos minutos antes del hecho junto a una joven a un bar de la zona y al escuchar los ruidos salió a la vereda y se percató del ataque de ira de su pareja. "Tranquilos, es mi mujer", contó la testigo que les dijo a quienes miraban atónitos el ataque de ira e intentaban infructuosamente calmar a la conductora.