Esto le sucedió a Nipapron Meeking, una mujer tailandesa de 32 años que decidió realizarse un tatuaje estético en sus cejas y terminó siendo viral.

En este sentido, la mujer vio en un espejo el resultado del tatuaje que le hicieron y molesta pidió explicaciones al hombre que hizo el trabajo.

Lo barato sale caro: Se fue a tatuar, pero algo falló y terminó con cuatro cejas

El tatuador aseguró que arreglaría el problema dentro de unos días. Él no solo borraría las dos cejas de más, sino que lo haría sin cobrar.

Cuando se cumplió el plazo y Meeking regresó al sitio, ya no había nada ahí. Así que la mujer vivió durante un año con cuatro cejas.

Lo barato sale caro: Se fue a tatuar, pero algo falló y terminó con cuatro cejas

Meeking buscó a diferentes expertos para que intentaran arreglarle las cejas, pero nadie pudo ayudarla, hasta que finalmente conoció a la tatuadora Pattawee Phumkasem quien decidió hacerle el procedimiento de manera gratuita tras ver la situación de la mujer.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!