Un insólito hecho se produjo en las últimas horas en el Hospital Universitario de Klaipeda, en Lituania, luego de que a un hombre se le extrajera más de un kilo de clavos, tornillos y tuercas del estómago.

Todo comenzó cuando el individuo, de identidad desconocida, se acercó hasta el centro de salud con dolores abdominales, por lo que se le realizó una ecografía que determinó que poseía gran cantidad de los elementos mencionados en su interior.

"Nunca habíamos visto nada igual", aseguró Algirdas Slepavicius, jefe del hospital, tras explicar que el caso es único.

Llegó al hospital con dolor de estómago y le extrajeron más de un kilo de clavos de su interior

Según se relató, la operación para retirar todo el material metálico del cuerpo del hombre duró tres horas, y el paciente se mantiene estable, pese a estar actualmente en observación y con asistencia psicológica.

En base a la investigación realizada, el hombre había empezado a ingerir clavos, tornillos y tuercas durante el último mes, después de haber dejado de beber alcohol.