En los últimos días se viralizó en redes sociales otra historia que generó un fuerte debate. La misma tuvo como protagonistas a una pareja de jóvenes de La Rioja que se separaron (ella lo dejó) por una extraña razón: unos sandwiches de mortadela. 

Los jóvenes se conocieron la noche del 24 de diciembre, en un boliche de la provincia riojana, en medio de los festejos por Navidad. Empezaron a salir y con el correr de los días la relación se fue poniendo más seria y el joven le propuso a su novia conocer a sus padres.

La chica accedió, pero la ilusión le duró poco al joven, quien -indignado- decidió contar su historia en redes: “Me gustaría que por medio de esta publicación sepan que cuando conozcan a alguien les vayan de frente, diciendo la vida que tienen, que nos les pase como a mí que me dejaron por ser pobre”, expresó junto a una foto con dos gaseosas y unos sándwiches de mortadela.

El chico compró pan, fiambres (incluyendo mortadela) y gaseosas para la comida, puesto que la mayoría lo destina a estudiar, según publica La Cien. Al enterarse, la joven lo dejó en un abrir y cerar de ojos.  

"Quizás si yo le hubiese contado que era un simple cortador de césped ella no se hubiera fijado en mi, ni yo haberme enamorado de ella. Seguramente ella va a ver esta publicación, por eso no quiero dar nombres”, cerró el joven. El posteo generó gran cantidad de comentarios entre los internautas. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!