CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Una joven quedó devastada en China tras enterarse de que su exnovio la había engañado, y lo que más le molestó es que el joven no lloró tras la separación, mientras ella pasó tres días llorando. Fue entonces cuando pidió que le entreguen una tonelada de cebollas rojas a la puerta de su casa. 

“He llorado durante tres días. Ahora es tu turno", dijo Zhao. Las imágenes de las redes sociales mostraron a un conductor de reparto con un camión cargado con las cebollas en un complejo residencial en la ciudad de Shandong, mientras intentaba ponerse en contacto con el novio de la joven.

Según publica Crónica, la chica le dejó una instrucción al repartidor para que no se ponga en contacto con el receptor: “Simplemente arroje las cebollas en la puerta principal”. 

El hombre pasó más de cuatro horas para mover todas las cebollas del camión a la puerta principal del joven.

“Escuché de mis amigos que no estaba molesto después de romper (conmigo)”, dijo Zhao a la prensa local. “Pasé tres días en casa llorando. Estaba tan destrozada”, añadió la joven. En esa línea, aseguró que compró las cebollas con la esperanza de hacer que su exnovio, que permanece sin identificar, “llore tanto como yo y que supiera el sabor de las lágrimas”.

Por su parte, el exnovio de Zhao más tarde le dijo a Shandong.Net que rompió con la joven debido a sus “comportamientos exagerados. Mi exnovia fue muy dramática. Ella les dice a todos que no he derramado una sola lágrima desde nuestra ruptura”, explicó. 

Una vecina que vive en el mismo complejo que el joven que recibió el insólito regalo se quejó: “¡No sé si su novio lloró, pero definitivamente yo lloré! Todo este complejo apesta a cebolla".