ESTADOS UNIDOS (ADNSUR) - El hallazgo sorprendió a todos los que paseaban por esa playa de Florida, en Estados Unidos. Todo comenzó cuando una mujer que caminaba por la orilla del mar se topó con lo que creía que era un cuerpo sin cabeza, y tras el tremendo susto que se llevó, de inmediato dio aviso a la Policía. Sin embargo en pocos minutos descubrió de qué se trataba realmente.

Cuando los transeúntes fueron alertados por la mujer y se acercaron un poco al “cuerpo”, comprobaron que en realidad no se trataba del cadáver de una persona decapitada y revelaron el misterio: era un maniquí. Al percatarse de esto, cancelaron el pedido de auxilio a las autoridades y claro, se lo tomaron con humor.

El muñeco se encontraba boca abajo, cubierto de distintos elementos marinos, como algas y caracoles, adheridos que hacían muy difícil distinguir que se trataba de una figura de plástico. Aunque si se miran bien las fotos que circularon en redes sociales, en la parte del pie tiene un agujero que permite dilucidar que se trata de un maniquí.

La figura humana, sin cabeza y cubierta de algas que causó terror en una playa de Florida

Las fotos de esta figura antropomórfica fueron compartidas en la cuenta de Facebook de la organización sin fines de lucro Ocean Hour, que se dedica a cuidar el medio ambiente y realizan tareas de limpieza en las playas, y allí dieron además detalles de lo ocurrido.

En la publicación relataron que una mujer llamada Kathleen, que es voluntaria del equipo, caminaba por la playa en Cayo Perdido “cuando se encontró con lo que pensó que era un cuerpo decapitado”. En ese momento, un hombre que estaba cerca llamó al 911 pero el alerta duró unos pocos minutos, ya que “después de investigar un poco, se dio cuenta de que era un maniquí”.

En ese sentido, se preguntaron: “¿Cuánto tiempo ha estado en el agua recolectando percebes y vida marina? ¡Demasiado tiempo!”, y por último, celebraron con un poco de humor al señalar: “¡Nos alegra que no fuera un cuerpo real!”.

Las imágenes se viralizaron y los usuarios de redes sociales, que se divirtieron con la confusión y también agradecieron que no se tratara del cuerpo de una persona, comenzaron a especular sobre cómo pudo haber llegado el maniquí hasta esa playa.

Algunos incluso compartieron la teoría de que el muñeco, al igual que muchos otros objetos, podría haber llegado hasta el mar arrastrado por algunos por algunos de los huracanes que azotan la zona y luego las mismas olas lo arrastraron hasta la arena donde fue encontrado.