El innovador diseño para tomar mate sin dudas encontrará adeptos y otros que rechazarán la falta de una bombilla, sin embargo, el invento busca nuevas formas de insertarse al mercado y ya se vende en más de 47 países.

Marcos Stubrin (28), Agustín Favre (25) y Salvador Fernández (28), son los emprendedores argentino detrás del MateCaps, cuyas botellas se fabrican en China, la yerba mate orgánica proviene de Brasil y la planta donde se procesan las capsulas está en Uruguay, lugar desde también se despachan las botellas.

La botella de 410 mililitros cuenta con un filtro especial para mate donde se coloca la cápsula de yerba prensada y un sorbete en forma de pico, por lo que no es necesario una bombilla para tomarlo.  El equipo básico trae un segundo filtro por si se desea infusionar té, pero también se puede utilizar simplemente para beber agua.

La botella conserva la temperatura, ya sea que se prefiera la bebida caliente o fría, y es de material 100 % reciclable. Las cápsulas no tienen envoltorios individuales al estilo de las de café, por lo que tampoco generan residuos siendo amigables con el medio ambiente.

MateCaps.
MateCaps.

Además del sabor tradicional del mate, quienes deseen pueden optar por una bebida con acento en lo energizante (Amazonia, con guaraná, acai y berry), una pensada para la mañana (Aurora, con jengibre, limón, menta, pimienta y canela) y una más relajante (Serenata, con jazmín, manzanilla, peperina, melisa y marcela), según publica Clarín.

“Queremos llevar el mate al mundo y elegimos que nuestro primer idioma sea el inglés para llegarle a tanta gente que no lo conoce. De todos modos, estamos trabajando en una versión en español para nuestras plataformas”, explica Marcos, fundador y CEO de la empresa, sobre la publicidad que ya circula en las redes sociales.

MateCaps

Se vende a 49 dólares, únicamente online, a través de la página web https://www.matecaps.com/shop/. Sin embargo, en Argentina también se puede comprar, pero no en moneda nacional, por lo que, según el tipo de cambio, el equipo puede llegar a costar 8 mil pesos.