Se trata de Mattia Bernascon, quien decidió llevar a cabo la celebración religiosa en las aguas del Mar Mediterráneo, debido a las altas temperaturas que azotan a Italia y a toda Europa por estos días.

Bernascon lideró la misa del pasado domingo ante jóvenes voluntarios propios de la asociación antimafia Libera, la cual administra tierras confiscadas a la mafia. Pero este accionar fue duramente criticado por la arquidiócesis de Crotone.

No solo causan extrañeza las imágenes de un sacerdote católico metido en el mar hasta la cintura, celebrando la misa sin sotana, con su pecho descubierto ante los fieles, sino que lo que más llamó la atención fue que el religioso decidió improvisar un altar, utilizando un colchón inflable.

Insólito: un sacerdote celebró la misa dentro del mar y utilizó un colchón inflable como altar

“La celebración eucarística tiene un lenguaje particular, está hecho con gestos y símbolos que es justo respetar y valorar, no hay que renunciar a ellos con tanta superficialidad”, señaló el medio arquidiócesis de Crotone,

Bernasconi consideró que celebrar la misa dentro del mar podía llegar a ser una idea revolucionaria y positiva, principalmente por los más de 40°C que azotan por estos días a la península itálica, lo que vuelve al clima muy difícil de soportar.

Insólito: un sacerdote celebró la misa dentro del mar y utilizó un colchón inflable como altar

“Fue simplemente una misa con la que se concluía una semana de trabajo con los jóvenes que participaron en el campamento. Los símbolos son fuertes, es cierto, y son elocuentes. Hubo una cierta ingenuidad de mi parte en no darles el justo peso”, comentó.

 “Pido humildes disculpas desde el fondo de mi corazón por la confusión causada por las imágenes divulgadas en los medios”, cerró.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!