Un insólito hecho ocurrido en Florida, Estados Unidos, sorprendió a las redes luego de que una mujer ingresara al quirófano por una reducción de mamas pero le colocaran implantes y le hicieran una liposucción.

Le pasó a Tiffany Mills, de 29 años y madre de tres hijos, quien había decidido hacerse la reducción por el dolor que le generaba el crecimiento de su pecho. "Después de tener hijos, terminé con dolor las 24 horas del día, los siete días de la semana", afirmó al respecto.

Y sumó:  "Soy muy pequeña, de 1,60 metros, y mi médico me recomendó una reducción".

Por este motivo la mujer decidió hacerse una cirugía por la cual pagó 8.203 dólares por adelantado. "Me desperté sintiéndome muy aturdida y recuerdo que el asistente médico me tiró de los brazos. Me dijeron que necesitaban la cama y que necesitaba levantarme", contó sobre el post operatorio.

"Me desperté con el peor dolor absoluto de mi vida. No tenía piel extra para tirar. Me tensaron demasiado la piel, lo que significaba que tenía mucho tejido cicatricial y no podía mantenerme erguida. Mi ombligo parecía una ranura para monedas porque me habían apretado lo más posible", detalló.

Y agregó: "Realmente no me di cuenta de que tenía todas estas incisiones en el estómago hasta unas siete horas después, cuando me desperté en un hotel".

En ese sentido, remarcó que "ni siquiera me mantuvieron en observación, me sacaron de allí lo más rápido que pudieron", y que las consecuencias del procedimiento fueron  "una gran incisión de cadera a cadera y moretones en todos los costados".

"En mi pezón derecho, el pezón se había desprendido de la areola. Era como este enorme agujero negro. Sabía que también me pusieron implantes, porque estaban sentados en mi clavícula", completó previo a detallar que la clínica tardó en reconocer su error.

Sin embargo al día siguiente desde la institución admitieron haber tenido "un problema" con el papeleo, pero lo justificaron alegando que la mujer había llamado demasiadas veces.

Tiffany debió ser internada duante cuatro días por una infección en sus heridas, además de la aparición de coágulos de sangre en sus pulmones y piernas.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!