CHINA (ADNSUR) - Un gigantesco pozo se tragó 21 autos luego de que colapsara una autopista el último miércoles en la provincia de Sichuan, en el sudoeste de China.

Los medios locales informaron que 15 de los vehículos pudieron ser retirados del lugar tras el incidente y que no hubo ningún fallecido. 

En las imágenes que se hicieron virales a través de las redes sociales, se puede observar el momento en que los autos que se encuentran estacionados frente a un centro comercial cayeron en un pozo luego de que se derrumbara repentinamente el pavimento.

El hecho sigue bajo investigación y las autoridades intentar determinar los motivos del accidente, por lo que no se descarta ninguna hipótesis. 

Los proveedores de servicios públicos cortaron las tuberías de agua, electricidad y gas a lo largo de la zona afectada, para prevenir desastres secundarios, mientras se llevan a cabo los trabajos de reparación y las autoridades investigan el incidente.

A lo largo de este mes, la provincia de Sichuan ha sido afectada por lluvias torrenciales. Esta misma semana, las autoridades provinciales evacuaron a más de 100.000 residentes debido a fuertes inundaciones, que también afectaron a la estatua de Buda más alta del mundo, ubicada en la parte sur de Sichuan y considerada Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.