BRASIL (ADNSUR) - Durante el invierno, los animales buscan refugio por el frío que padecen en las calles. Eso es lo que sucedió esta semana en la ciudad brasileña de Recife. Allí, un perro callejero se introdujo en una zapatería para tratar de escapar de la lluvia torrencial y se acurrucó en una esquina de la tienda.

El dueño del local no puso ningún impedimento a que el animal se resguardara en su tienda. Sin embargo, una clienta entró en busca de unos zapatos y se encontró con el perro descansando en una esquina, por lo que pidió explicaciones al propietario del establecimiento.

Un poco molesta, la mujer le consultó al gerente "si no era feo para el establecimiento que un perro callejero durmiera adentro". Sin embargo, la respuesta del propietario de la zapatería fue contundente: "Feo sería dejar al perro afuera, bajo la lluvia para que se moje. Se quedará aquí hasta que deje de llover". De esta manera, se hizo viral en las redes sociales gracias al posteo en Facebook de "Planeta Cachorro".