Una modelo rusa vive una vida de terror a tan solo dos años de haber sido galardonada como Miss Rusia, luego de que tras una mala cirugía estética ya no pueda sonreir ni abrir los ojos.

Se trata de Yulia Tarasevich, de 43 años, quien fue finalista en el concurso de belleza Mrs Russia-International en 2020 y al poco tiempo decidió someterse a una serie de procedimientos en una clínica en Krasnodar, al sur del gigante europeo.

Fue Miss Rusia y dos años después no puede cerrar los ojos ni sonreír por una mala cirugía estética

Un estiramiento facial, una blefaroplastia (corrección cosmética de los párpados) y una miniliposucción fueron los retoques a los que accedió la modelo, por un costo total de 3000 euros. Sin embargo, no salió como esperaban.

"Llegué a ellos con una cara hermosa y saludable. Solo quería corregir algunos matices causados ​​por el envejecimiento. Pero, lamentablemente, perdí la salud", dijo.

Según reveló, tras la cirugía fallida gastó más de 20 mil euros  para intentar corregir el problema, pero no tuvo éxito.

Ahora, tras el incidente, presentó una denuncia penal contra los dos médicos involucrados, quienes se defendieron alegando que las complicaciones surgieron como resultado de un raro defecto genético.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!