Un viejo palacio polaco podría ser la clave para revelar uno de los grandes misterios de la historia moderna: el tesoro de oro nazi.

En base a la creencia popular, se trataría de Cincuenta cajas repletas de oro que habrían sido escondidas por Adolf Hitler, las cuales, con un peso de 10 toneladas cada una, acumularían un valor total de 700 millones de dólares.

Cazadadores de tesoros estudiaron cartas de los oficiales de las tropas de la SS, que forman parte de la fundación polaco-alemana Silesian Bridge, y encontraron indicios que conducirían al botín escondido en un palacio del siglo XVIII, ubicado en el pueblo de Minkowskie, al sur de Polonia.

Todo el dinero escondido habría sido robado por  orden del jefe de las SS, Heinrich Himmler, a fines de la guerra, quien usó el viejo edificio como un burdel.

"A juzgar por los expertos, Inge fue la persona designada por el oficial nazi para vigilar el escondite. "Ella creía que tendría que quedarse allí durante un año, tal vez dos, y que luego todo terminaría. Nadie creía entonces que la región quedaría bajo el control de la Unión Soviética", explicó al respecto Roman Furmaniak, el director de la fundación del Silesian Bridge.