CHINA (ADNSUR) - Una máscara de oro de aproximadamente 3000 años de antiguedad, fue hallada el pasado lunes en las ruinas de Sanxingdui, en la provincia de Sichuan, al suroeste de China.

El descubrimiento forma parte de un grupo de más de 500 reliquias encontradas en el lugar, entre las cuales se destacan figuras de árboles sagrados, objetos de marfil y de jade, entre otras.

“Se ha confirmado que el sitio de las ruinas de Sanxingdui es el más antiguo del período anterior a Qin (anterior al 221 a.C.) en los tramos superiores del río Yangtze”, explicó al respecto Lei Yu, jefe del equipo de excavación, en diálogo con Global Times.

Según los expertos, la máscara está compuesta por oro en un 84%, y creen que podría tratarse de una ofrenda de sacrificio por las quemaduras que presentaba.

Además, aseguran que podría haber pertenecido a la antigua civilización Shu, por lo que los científicos se mostraron ilusionados por poder ampliar los conocimientos respecto a la misma y su relación con la cultura china.

El tamaño del objeto es  23 centímetros de ancho, por 28 de alto, y pesa 280 gramos. En su forma completa, se cree, podría llegar a pesar alrededor de medio kilo.