Un grupo de pescadores yemeníes vio su vida cambiar drásticamente en pocos minutos, luego de hallar ámbar gris en el estómago de una ballena, una sustancia que por su alto requerimiento los convirtió en millonarios.

Al ámbar gris se vende a cientos de miles de euros por su extrañeza y su importancia en la industria del perfume, y se genera de forma automática en los intestinos de algunos cachalotes.

Sin embargo es muy raro de encontrar, y según expertos solo entre el 1 y el 5 % de estos animales lo produce, explicó la BBC.

"Si encuentras ámbar gris de ballena, es un tesoro. Me sentí inmensamente feliz", afirmó uno de los pescadores tras el hallazgo.

Y sumó: "Sentimientos maravillosos que no puedo describir. Gracias a Dios por esto"

Según trascendió, la cantidad de ámbar gris encontrado en ese cachalote se ha podido vender por 1,5 millones de dólares, equivalentes a más de 1,2 millones de euros al tipo de cambio actual.