VICTORIA - Un hombre encontró una oveja perdida, en estado salvaje, a la que no habían esquilado desde hacía varios años, por lo que acumulaba casi 35 kilos de peso de más como consecuencia de la gran cantidad de lana que rodeaba su cuerpo.

El hallazgo del animal ocurrió en un bosque de Australia en Lancefield, en el estado de Victoria, a unos 60 kilómetros al norte de Melbourne.

 

Baarack from the brink comes the opportunity to live… No longer on the brink of certain death is Baarack. He was pulled...

Posted by Edgar's Mission on Tuesday, February 9, 2021
Edgar's Mission

 

La oveja fue rescatada por la organización protectora de animales Edgar’s Mission Farm Sanctuary. Sus voluntarios acudieron al lugar y dieron socorro al animal, al que apodaron Baarack.

Uno de los rescatistas dijo: "Parecería que Baarack fue una vez una oveja en propiedad de alguna persona” teniendo en cuenta  que "en algún momento le marcaron en las orejas". Sin embargo, "estas marcas parecen haber sido arrancadas por el grueso vellón enmarañado alrededor de su cara”, agregó.

Las ovejas deben ser esquiladas al menos una vez al año, ya que si eso no ocurre “el vellón seguirá creciendo y creciendo" como en este caso, explicó. “Aunque sus cascos estaban en muy buenas condiciones por haber corrido sobre las rocas en el bosque, estaba un poco mal, baja de peso y, debido a toda la lana que le rodeaba la cara, apenas podía ver”, mencionó.

Según detalla Telefé Noticias, los rescatistas de Baarack expresaron finalmente: ”esto sirve para mostrar lo increíblemente resistentes y valientes que son las ovejas. No podríamos amarlas más, aunque lo intentáramos”. 

La oveja, ya esquilada, se encuentra ahora junto a otros ejemplares rescatados en Edgar’s Mission.