VATICANO (ADNSUR) - Sabido es el fanatismo del Papa Francisco por el fútbol y su pasión por San Lorenzo de Almagro. Habitualmente se lo escucha hacer referencia al deporte rey, y varios han sido los equipos que fueron a visitarlo.

En ese contexto, este viernes recibió la visita de un grupo de jugadores de un club de waterpolo, y el Sumo Pontífice aprovechó la oportunidad para darles un consejo "de potrero".

"Vuestro deporte, el waterpolo, no es fácil, pero es interesante, se necesita disciplina para seguir adelante", comenzó Francisco su exposición ante el equipo.

Y continuó:  "Me repito cuando hablo con la gente sobre el deporte. Digo dos cosas. El trabajo en equipo, lo primero. En el deporte la mayor derrota de un deportista es trabajar, jugar solo, como decimos en la Argentina `morfarse la pelota´, cuando la pelota es sólo para mí. Éso significa `comerse la pelota´. Esto no es bueno. Esto destruye. Siempre en equipo".

El segundo consejo, explicó, es "no perder nunca la dimensión amateur que es la `mística del deporte´. Esa pizca de amateurismo que siempre debe estar ahí. No lo perdáis, porque de ahí viene la mística. Estas son las dos cosas que digo siempre: el trabajo en equipo y la dimensión amateur".

Cabe destacar que en 2019, ante más de 5000 chicos que juegan al fútbol, el argentino les dijo: "No se olviden de dónde salieron, las canchas, los potreros, los pequeños clubes. Les deseo que siempre sientan la gratitud de su historia hecha de sacrificio, victorias y derrotas", en una clara referencia al deporte del que tanto le gusta hablar.