CAPITAL FEDERAL - Jack viajaba junto a su familia en primera clase pero el joven decidió cambiar el asiento y cedérselo a Violet, una mujer de 88 años. La historia de estos dos pasajeros recorrió el mundo.

Violet se encontró con Jack en la fila de embarque y tras charlar unos minutos, la conversación se tornó profunda. Fue entonces cuando la mujer le confesó que deseaba conocer cómo se sentía viajar en primera. El joven, entonces, decidió brindarle su asiento para cumplir su sueño.

“Violet ha sido enfermera tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos. Ella viaja a Nueva York para ver a su hija, pero no ha sido capaz por un tiempo debido a un reemplazo de rodilla. Su sueño siempre ha sido sentarse en el frente, y hoy Jack lo ha hecho realidad”, publicó en su cuenta de Facebook la azafata Leah Amy.

 

 

Según detalló Radio Mitre, la historia en las redes provocó casi cinco mil me gusta, además de halagos hacia la actitud del muchacho. “Grandioso gesto de Jack; tienes un gran, humilde y humano corazón. Dios te bendiga siempre”, expresó una usuaria.