Un dramático momento se vivió en los últimos días en Indonesia, luego de que un tobogán de agua cediera haciendo caer a los bañistas desde 10 metros de altura.

Ocurrió el sábado, en el  parque de diversiones Kenjeran ubicado en la ciudad de Surabaya, y según Antara News 16 personas resultaron heridas.

En su mayoría, clarificaron, se trató de niños, quienes fueron trasladados a un centro de salud local con lesiones de distintas gravedades.

Las imágenes del episodio, grabadas por un testigo, muestran cómo una fuga de agua inició la ruptura, haciendo que segundos más tarde el tobogán se desprenda cayendo al suelo junto con varias personas.

Ocurrido el hecho un empleado del lugar aseguró que periódicamente se realizaban trabajos de mantenimiento en las diferentes atracciones, y que el último había sido realizado hacía nueve meses.

Ahora, en base a las palabras del alcalde de la ciudad de Surabaya, Eri Cahyadi, las víctimas deberán ser compensadas económicamente por la adminsitración del lugar.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!