AUSTRALIA (ADNSUR) - Los incendios en Australia no dan tregua: las devastadoras llamas han dejado más de 20 muertos y unos 500 millones de animales (mamíferos, aves y reptiles) perdieron la vida.

Los bomberos y el ejército están repartidos por todo el país tratando de combatir el fuego pero pese a los denodados esfuerzos, las llamas ya quemaron más de 5 millones de hectáreas.  

En medio de este contexto desesperanzador, una imagen dio la vuelta al mundo. La historia de un bombero voluntario que ha conseguido sacar a un bebé canguro de las llamas que asolan al país.

El propio servidor, Sam McGlone, colgó un vídeo en el cual se ve al animal bebé cerca del fuego escondido debajo de un tronco caído, al vislumbrar al pequeño canguro rápidamente lo agarra. Rápidamente lo lleva a la furgoneta para tranquilizar al pequeño y para darle agua y abrigo.

Sam Mcglone on Instagram: “Australia is on fire! 500 million animals have been killed. I saved this little baby kangaroo it was left by its self! This is heart…”

Su publicación de Instagram ha sido vista más de 250.000 veces y el mismo McGlone advierte: “500 millones de animales han muerto. ¡Salvé a este pequeño canguro bebé que se quedó solo! Esto es desgarrador”.

El valiente bombero es un vecino de la zona que junto con su familia llevan 10 días sofocando los fuegos, “salvando animales, casas, cualquier cosa que podamos”, explica en sus redes sociales.

Tras meses luchando contra las llamas, los jefes de bomberos están preocupados por la fatiga y el estrés de los bomberos. La coalición de servicios de emergencia, que está formada por 23 ex jefes de bomberos, declararon que la crisis de incendios necesitaba una respuesta inmediata del Gobierno Federal a la causa del aumento de la frecuencia y severidad: el cambio climático.