ESTADOS UNIDOS (ADNSUR) - Un hombre aprovechó la cuarentena por coronavirus para aprender a leer y escribir. Con la ayuda de sus sobrinas, Felipe Lira pudo lograr su objetivo y su historia se viralizó en las redes sociales. El hombre es mexicano, residente en Estados Unidos y también está aprendiendo inglés.

“Mi tío no fue a la escuela, así que le estoy enseñando a escribir y él escribió los nombres de sus nietos por primera vez”, explicó Kennya Ramos en su cuenta de Twitter. La sobrina de Lira fue la responsable de difundir su historia en las redes sociales.

Mientras la cuarentena se prolongaba, las sobrinas del mexicano lo estuvieron apoyando con su formación. La difusión en redes sociales fue tan positiva que debieron abrirle una cuenta en Twitter, desde la cual agradecieron los consejos y hasta el envío de materiales didácticos.

Según lo que Ramos cuenta en Twitter, su tío Felipe trabajó durante toda su vida para mantener a su familia y nunca tuvo la oportunidad de ir a la escuela. Pese a estas dificultades el hombre mexicano decidió migrar a Estados Unidos, donde vive hasta ahora con toda su familia.

Felipe Lira on Twitter

 

Se dedicó a trabajar en una empresa de construcción y ahora por su edad debe quedarse en casa ante la amenaza del coronavirus. En uno de los últimos tuits de la cuenta de Lira, la cual es manejada por su sobrina, él presenta un proyecto de construcción.

“Mi tío dibuja sus proyectos de construcción y presenta el dibujo al dar el precio. Si conocen a alguien que necesite trabajos de construcción, ¡envíenos un mensaje! ¡Mi tío trabaja duro para ganar cada centavo!”, dice su más reciente publicación en Twitter.

 

Hoy nada detiene a Felipe Lira, quien descubrió nuevos talentos gracias al apoyo de los miembros más jóvenes de su familia. Su nuevo reto ahora es aprender inglés, para lo cual otros internautas colaboraron enviándole algunos útiles para que pueda empezar a practicar.

Otro de los logros obtenidos por este hombre además de aprender un nuevo idioma es el hecho de poder comprar una camioneta propia. “La ‘tronca’ de mis sueños”, comenta en un video de Twitter donde también cuenta que tardó unos 11 años en poder reunir el dinero para pagara su vehículo.

Fuente: Clarín