ESTADOS UNIDOS (ADNSUR) - Un niño autista de 3 años se perdió en la localidad de Ponce de León, Florida, y dos perros lo cuidaron hasta que la policía lo encontró a más de un kilómetro y medio de su casa. La familia decidió compartir la historia en las redes sociales y se viralizó rápidamente.

Marshal Butler es el protagonista de esta historia. Fue diagnosticado con el Trastorno del Espectro Autista (TEA) y se perdió el pasado 3 de junio. Sus padres hicieron la denuncia de su desaparición ante la fuerza policial y comenzaron a buscarlo en las cercanías de su hogar.

Gracias a la llamada de una vecina que avisó que le había parecido ver a Marshal caminando por la calle, la policía encontró al pequeño luego de un par de horas. El niño estaba lleno de barro en las piernas, y vestido tan sólo con un pañal, pero había sido custodiado por dos perros, Nala y Buckwheat , que lo encontraron y protegieron hasta que llegaron los efectivos de la fuerza de seguridad.

Tras conocerse el final feliz de este gran susto, Carol Shelton , otra vecina de la familia, le confirmó a la cadena NBC que sus dos perros estuvieron con el niño todo el tiempo: "Estamos agradecidos de que los cachorros lo hayan guiado. Supongo que ellos lo mantuvieron a salvo".