RUSIA (ADNSUR) - Una pareja de jovenes rusos sorprendió en las últimas horas luego de irrumpir en un cine de la ciudad de San Petersburgo, robar pochoclos, tener relaciones y quedarse dormida en el lugar.

La pareja aprovechó el cierre de la sala como consecuencia de las restricciones impuestas durante la pandemia de coronavirus para ingresar al lugar y robar artículos varios, confiados de que no serían capturados.

Sin embargo, no contaban con que una cámara de seguridad registraba cada uno de sus movimientos, y tras la difusión de las imágenes, la historia de volvió viral.

 

Si bien consiguieron escapar del lugar por la mañana sin ser atrapados por el personal de seguridad del lugar, ya están siendo buscados por las autoridades.

El encargado del cine aclaró que "muy respetuosamente" limpiaron todo el lugar antes de retirarse, y según los medios locales el lugar analiza regalarles entradas para una futura proyección dada su consideración.