CHINA (ADNSUR) - Un insólito invento revolucionó el mercado chino en las últimas semanas, el cual permite que los hombres se vean más musculosos de lo que son sin ir al gimnasio.

Se trata de unos trajes hiperrealistas que simulan ser partes del cuerpo humano, los cuales están compuestos de silicona y se amoldan a cualquier tipo de cuerpo.

Su precio oscila entre los 120 y 600 dólares, según las demandas del comprador, y están disponibles para la parte superior del cuerpo, la parte inferior o para cuerpo entero.

En base a las imágenes la calidad del producto parece indiscutible, y verdaderamente simulan a la perfección un cuerpo humano tonificado como el de un fisicoculturista.

Por supuesto, ya hay imitaciones comercializándose en los principales sitios de venta online, pero ninguno llega a recrear a la perfección la figura humana como si lo hace el producto original.