Como ocurre muchas veces en las películas, una botella con un mensaje en su interior lanzada desde Estados Unidos atravesó el océano Atlántico y viajó durante tres años hasta Europa para ser encontrada en los últimos días por un joven portugues.

La nota había sido escrita por un joven residente de Rhode Island, un estado de la nación norteamericana ubicado en el extremo noreste del territorio, y recorrió más de 4 mil kilómetros hasta ser hallada por el hombre luso en las costas de las islas Azores.

Según trascendió su descubridor, Christian, de 17 años, se encontraba pescando cuando divisó una botella flotando en el agua, la cual al ser transparente dejaba ver un papel en su interior. Sorprendido intentó alcanzarla, y cuando la abrió se encontró con el misterioso mensaje escrito en 2018.

"Es Acción de Gracias. Tengo 13 años y estoy visitando a mi familia en Rhode Island. Yo soy de Vermont. Si se encuentra (la nota), envíe un mensaje de correo electrónico a messageinbottle2018@gmail.com”, decía el papel.

Molly Santos

De inmediato Christian mostró el hallazgo a su madre, y tras varios intentos de comunicación vía correo electrónico decidieron recurrir a las redes sociales para contactar al autor del texto.

"Si conoce a alguien que vive en Vermont pídale que comparta esto para que podamos encontrar a este niño ¡es tan genial lo lejos que llegó!", posteó.

"Quiero decirle que la encontré y que seremos amigos de por vida", aseguró el descubridor al Boston Globe. Sin embargo, aún no ha podido dar con quien escribió el mensaje.