ESTADOS UNIDOS (ADNSUR) - Un grupo de empleados de una carnicería del condado estadounidense de Charleston, en el estado de Carolina del Sur, se llevaron una gran sorpresa luego de faenar un caiman y encontrar insólitos objetos en su interior.

El animal había sido capturado en una propiedad privada aledaña al río Edisto, y si bien no se suele abrir el interior de los estómagos de estos animales tras cazarlos, en esta oportunidad los trabajadores decidieron hacerlo al ver el sorprendente tamaño del mismo.

Entre los objetos hallados que llaman la atención destacan cinco placas de perro, todas con los datos de contacto intactos. Al llamar a uno de los números visibles un hombre aseguró haber perdido, hacía 24 años, a un perro de caza en una zona cercana a donde apareció el reptil.

Entre los demás objetos encontrados se destacaban una bujía de auto y un casquillo de bala, así como grandes cantidades de garras de gato montés y caparazones de tortuga.

Según el Departamento de Recursos Naturales de Carolina del Sur, se sabe que los caimanes en Carolina del Sur alcanzan más de 4 metros de largo y viven hasta 60 años, y se cree que el capturado en esta oportunidad tiene no menos de 35.