Una mujer china causó revuelo en su país luego de idear una ingeniosa y pocas veces vista venganza contra su ex pareja, alquilando su auto para luego generarle 50 multas de tránsito.

En base a los reportes replicados por The Global Times, la protagonista del hecho contó con ayuda de un tercero que puso su nombre para poder rentar el coche usado como vehículo de alquiler, y tras lograr su cometido salió a dar vueltas por la ciudad sin respetar ninguna norma vial.

Según trascendió, pasó 49 semáforos en rojo y excedió la velocidad en otra ocasión antes de que los agentes de seguridad notaran el extraño comportamiento.

Tras ser detenida la mujer admitió que lo hizo para "fastidiar" a su ex pareja, quien días atrás la había dejado para comenzar una relación con otra mujer.