COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Nacido en 1967 de la prolífica y genial pluma del guionista Robin Wood en combinación con la desbordante imaginación del dibujante Lucho Olivera, "Nippur de Lagash" se convirtió en el más popular de los personajes de aventura de nuestra historieta. Sus más de cuatrocientos cincuenta episodios se publicaron hasta 1998, cuando Editorial Columba entró en la etapa crítica de su agonía que culminaría con su cierre. Este año, a poco más de cincuenta años de su creación, Editorial Planeta DeAgostini sorprende con un ambicioso proyecto: la re publicación absoluta de todos los capítulos de la serie. Para enterarnos más acerca de esto, conversamos con el señor Carlos Palomar Martínez, uno de los responsables de llevar a buen puerto este barco que, desde España, nos contó las características de esta colección.

Tras publicar con éxito álbumes dedicados a personajes como el 'Blueberry' de Jean-Michel Charlier y Jean Giraud, o el 'Lucky Luke' de Morris, se refirió acerca de la elección de nuestro Nippur: “Nuestra editorial lleva ya años recuperando series de cómics en países como España y Francia. Y la acogida ha sido siempre muy favorable. Nos planteamos si podía haber algo similar en Argentina y en cuanto indagamos un poco de inmediato apareció el título de Nippur de Lagash. Nos encantó la idea y nos pusimos manos a la obra. Y casualmente llegamos en el momento del 50 aniversario ¡toda una celebración!”.

"Nippur de Lagash" vuelve a los kioscos
publicarlo en Argentina entre los mejores trabajos del séptimo arte

Ante nuestra curiosidad por conocer más respecto a las características que tendrá cada uno de los tomos y su periodicidad, Palomar Martínez se extiende: “Vamos a publicar un volumen cada semana y se venderá en kioscos de diarios. Los aficionados han de estar atentos porque los ejemplares se retiran al cabo de poco tiempo de los puestos. Es una edición de coleccionista porque recuperamos las historietas tal como se publicaron originalmente. Hay libros en color y otros en blanco y negro. De esta manera respetamos la primera edición que hubo y al mismo tiempo evitamos algún coloreado que hubo en su momento y que estaba mal hecho. Los libros están encuadernados en tapa dura y van variando el número de páginas, pero están todos alrededor de las noventa. La colección tiene sesenta y cuatro álbumes y saldrán en orden cronológico según fueron escritos. Cada álbum tiene entre cinco, seis o siete episodios de la serie”, dependiendo de la cantidad de páginas de los episodios. Cabe destacar que Nippur tuvo episodios de más de veinte páginas, otros de diez, de doce y varios de dieciséis.

Además de saber por fin a partir de qué día saldrán a la calle los fascículos, en tiempos de vacas flacas resultó inevitable preguntar acerca de los precios ante los cuales se encontrará el coleccionista: “La salida está prevista para el 10 de abril y el primer volumen se podrá adquirir por 49.90 pesos y atentos a la oferta de la segunda entrega porque damos dos libros al precio de uno. La tercera entrega ya tiene el precio regular, que es de 249.90 pesos”.

Teniendo en cuenta la dificultad que habrá representado reunir todo el material -estamos hablando de historietas que comenzaron a publicarse a fines de la década del sesenta, cuando todavía no había un gran celo a la hora de conservar las páginas originales-, nos interesamos por conocer el modo en que se sortearon los inconvenientes: “El reto ha sido mayúsculo y ha habido ocasiones en que hemos pensado que era imposible. Por eso esta oportunidad es única. Sería muy difícil vender la serie completa en librerías tradicionales. Por eso es difícil que Nippur vuelva a estar disponible como ahora. Por una parte, ha sido necesario localizar los materiales, digitalizarlos y restaurarlos, además de rotularlos de nuevo. Un trabajo ingente de un gran equipo, que no habría sido posible sin la ayuda de Robin Wood y su esposa Graciela Sténico, y sin la inestimable colaboración de Rubén Ribeiro -el caballero que, desde el porteñísimo barrio de Caballito, fue uno de los principales encargados del escaneo, el retoque de algunas páginas y el control de calidad del material a publicar- que nos ha ayudado muchísimo. Una especial mención para estas personas”.

Ya cebados y puestos a soñar, quisimos saber acerca de la futura posibilidad de encarar alguna otra colección de características similares dedicada a personajes argentinos: “Si esta colección tiene el respaldo del público, podremos seguir con otros proyectos que tenemos en mente”, nos dice Palomar Martínez a modo de despedida. Será cuestión de cruzar los dedos.

Fuente: NOVA / Ariel Avilez