Una insólita historia digna de 'Pinocho' sorprendió al mundo el pasado fin de semana, luego de que un buzo fuera tragado por una ballena que lo escupió vivo tras varios segundos.

"Estuve en su boca cerrada entre 30 y 40 segundos antes de que subiera a la superficie y me escupiera", contó Michael Packard en Facebook horas después de su experiencia que comenzó, según contó, cuando buceaba en busca de langostas en la costa del estado de Massachusetts.

En base a sus dichos se encontraba a 10 metros de profundidad cuando sintió el ataque de la ballena, el cual pensó que provenía de un tiburón.

"De repente, sentí un enorme empujón y luego todo se hizo negro", dijo previo a asegurar que intentó, sin éxito, luchar contra el cetáceo.

"Vi luz, y (la ballena) empezó a agitar la cabeza de lado a lado y lo siguiente que supe es que estaba fuera", agregó en relación a su milagrosa huída.

Packard se encontraba con un amigo al momento del hecho, quien explicó que "vio la explosión de agua cuando la ballena salió a la superficie y Packard fue expulsado".

Conocida la historia, Jooke Robbins, directora de estudios sobre ballenas jorobadas en el Centro de Estudios Costeros de Provincetown, aseguró que nunca creyó que se tratara de un engaño, porque "puede ser que él (Packard) estuviera simplemente en el lugar equivocado en el momento equivocado".

Cuando las ballenas pescan, "se precipitan hacia delante, abren la boca y engullen el pescado y el agua muy rápidamente", dijo.